Blog Gentest

Dipl. Biol Joelle Apter
 Dipl. Biol Joelle Apter

El gen judío

Grupos étnicos que a menudo se casan y reproducen entre sí, están genéticamente "vinculados". Es bien conocido y aceptado científicamente, la existencia de patrones genéticos que se dan con frecuencia entre los judíos.

En realidad no es nada sorprendente. Más sorprendente es que la sociedad se indigne con ello. ¿Es tan malo que las poblaciones se difieran genéticamente unos de otros, si se puede determinar con una sola prueba de ADN el propio origen?

Los críticos opinan que las pruebas de origen de ADN podrían ser utilizadas con fines racistas. Eso es verdad. Sólo que el abusador se tendría que someter primero a las pruebas, y nadie sabe de antemano de dónde provienen todos sus antepasados. Al fin y al cabo, cada uno de nosotros es una colorida mezcla de diferentes antepasados.

A día de hoy todo el mundo tiene la oportunidad someter a análisis su ADN para conocer sus orígenes genéticos. Para las personas cuyas familias se encuentran extendidas por todo el mundo debido a conflictos, guerras o expulsiones, o al igual para la comunidad judía, resulta una prueba especialmente popular.

El conocimiento del propio origen es importante para muchos - por lo general con la edad es cada vez más importante. Actualmente es posible obtener información a partir de una sencilla muestra de saliva (iGENEA), lo que permite echar una mirada de miles de años hacia su propio pasado y, al mismo tiempo, permite encontrar personas con las que el contacto se ha ido perdiendo con el paso de las generaciones. Vincular genealogía de ADN.

Zurich, 06.10.2013

Archivo